Sin categoría

Huevo frito, te quiero!

Manda huevos! ¡qué huevos tiene! ¡y un huevo! y así cientos…. La importancia de los huevos en la dieta Española no hace falta nombrarla, y antes que la tortilla, el Huevo frito, gastronómicamente y culturalmente (para mí es lo mismo) está muy apreciado, y esque se hace querer.

La fritura del huevo no tiene mucho misterio, el ideal es en aceite de oliva y los hay que usan grasa de cerdo, la variedad y grado de pureza lo dejo al gusto ó bolsillo del freidor, el punto de cocción es al gusto, que los hay de clara casi cruda y otros cuajan hasta la yema, ahí cada uno con sus gustos, lo habitual es dejar la clara cuajada y la yema líquida y el borde de la clara ó puntilla, dorada casi quemada. La calidad del huevo es otro tema, porque los hay que afirman apreciar una notable diferencia entre los huevos morenos ó los blancos, los que afirman tener una mina de huevos de dos yemas, los que gustan de huevo pequeño tipo gallina americana, los que prueban con los de avestruz… El clásico acepta modalidades sabrosísimas como el ajo (morado, por favor) doradito ¡uhmmmm! la gotita de vinagre con la sal al final de la fritura ¡qué rico!… Creo estsamos deacuerdo todos los aficionados al huevo frito de la importancia de comerlos con pan, y si se puede, con una guarnición de patatas fritas…que es otro tema!

Te mereces un pasodoble, y se debería titular “Huevo frito, te quiero”

About the author

Adán

Sumiller Manchego enamorado de mi tierra, de su gente, de la buena mesa y la hostelería.

1 Comment

Click here to post a comment

  • Y por tanto bien que me das, y por lo rico que estás, por lo mucho que te admiro, te riego con “gotica” de vinagre te escuezo, te enseño el pimentón de la Vera y me alivio al pasarte pan de cruz en la yema.
    I love you