fotografía

Saber “no ganar”.

Desde luego que participar en un concurso es emocionante, y tener claro que llevas posibilidades mas, y no te digo nada si te dicen que has llegado a la final.

Prensado manual

Es mi caso, esta fotografía que adjunto la presenté a un concurso y después de todo no ganó, es mas, ni siquiera fue de las tres mejor puntuadas, y un servidor se incendió porque no supe “no ganar”, tal y como me dijeron los organizadores del concurso, así fue y así lo cuento, es algo duro pero lo reconozco.

Es un hecho que los hosteleros tenemos otra pasta, estamos hechos a atender mucha gente e intentar dejar todo claro a la mayoría, intentando siempre la satisfacción general y evitando conflictos, por eso no puedo concebir que un concurso sea tan frío cuando es algo público, pero lo es, no puedo entender que no haya explicaciones ni respuestas a los correos, pero no los hay, no entiendo la falta de cortesía conciliadora, pero falta, y recapacito y pienso que no debí participar, Porque no sé “no ganar”, porque no me gustan los experimentos que no sean con gaseosa, y porque estoy por encima de esas cosas.

Manos exprimiendo racimo

Esta foto la hice en Quintanar de la Orden, son las manos de @toledoajenjo quien exprime las uvas de su #garagewine, que estaban macerando y en una visita y usando una retroiluminación retraté con sumo gusto, fueron cinco o seis disparos y estas que comparto aquí las que mas me gustaron, me parece que resume mucho la enología, que era el tema del dichoso concurso.

GarageWine y el mosto 2016

Así que dejo constancia del momento, la obra y de mi mosqueo, pero brindo a la salud del organizador, del ganador, y de aquellos que me votaron, ya se lo dije, no valió de mucho, lo siento.

Adán Israel
@elsumillerfiel

About the author

Adán

Sumiller Manchego enamorado de mi tierra, de su gente, de la buena mesa y la hostelería.

Add Comment

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *